IMG_0211.JPG

Podía ser mala suerte para cualquier otro viajero. Pasar cinco días en la ciudad más grande de Europa lloviando sin parar. El suelo totalmente escharcado, el gris plomizo de la lluvia en el cielo y cientos de paraguas circulando de un lado a otro de las calles. 

Pero lo cierto es que este viaje a Estambul fue todo lo contrario: fue una suerte encontrarse con toda esa gente, descifrar su singularidad, su enorme diversidad, su historia, costumbres, gestos, monumentos... etc, etc, etc.

Un sin fin de imagenes que quiso captar una cámara mojada pero llena de ánimo por conocer. 

(con o sin lluvia)

QUÉ

Reportaje

 

DÓNDE

Estambul

CUÁNDO

Octubre 2016

Lluvia en
estambul